Emma Balo

La vida te cambia en un segundo, un día planificas tu boda perfecta con el que crees que es el hombre de tu vida y al siguiente te ves haciendo la maleta y empezando una nueva vida, sola.

Siempre supe que ese mundo no era para mí, demasiado convencional, demasiado monótono, toda mi existencia se daba por sentada; era como desvelar el final de una película interesante o como mantener los ojos cerrados mientras en el cielo cae una lluvia de estrellas.

Y es que en mi interior habitaba una soltera que se moría de ganas por salir al mundo exterior y cantar estoy viva.

Porque, ¿Qué es la vida, sino el devenir de un millón de historias entrelazadas que te hacen palpitar?